Recientemente se ha inaugurado la primera estación pública de gas natural para vehículos en Salamanca, de la mano de las empresas Salamanca Naturgy y Beconsa. Al acto inaugural, celebrado hace unos días, asistieron representantes de ambas empresas y diversas autoridades, entre ellas el alcalde de Carbajosa, Pedro Samuel Martín.

Esta nueva estación de servicio, situada en Carbajosa de la Sagrada, en Salamanca, permitirá el repostaje de Gas Natural Comprimido (GNC) y Gas Natural Licuado (GNL).

Esta estación de carga forma parte del plan de expansión de la red de gasineras impulsado por Naturgy, que contempla promover el gas natural vehicular (GNV) a través de proyectos de innovación, expansión de la infraestructura y promoción de vehículos y GNC.

Por su parte, la apuesta de la empresa de transportes BECONSA, su implicación y su compromiso con la sociedad y el transporte ecológico es clara. De hecho, el 24% de la flota de BECONSA ya cuenta actualmente con la etiqueta ECO de la DGT y su apuesta es continuar aumentando la inversión en este tipo de soluciones sostenibles.

Paulino Benito, gerente de Beconsa, destacó en el acto inaugural de la nueva estación pública la importancia de esta iniciativa para contribuir a la lucha contra el cambio climático. Tal como recoge Salamanca Al Día, señaló lo siguiente:

“Ha tardado pero hemos llegado, y realmente va a posibilitar que todos hagamos algo por el medio ambiente, que es algo que la sociedad está demandando”, añadiendo que “es una energía sostenible y que nos va a proporcionar evitar el calentamiento global”.

El gas natural vehicular no solo es sostenible, sino que además es una solución económica como alternativa al gasóleo. Permite una mayor autonomía de conducción y es más barato. El coste por kilómetro es alrededor de un 30% menor que el del gasóleo y la mitad que la gasolina.