El interés en fabricar y poner en circulación vehículos con biogás o gas natural está creciendo rápidamente en los mercados de Europa, y en este sentido Scania es una de las empresas que destacan en fabricación de estos vehículos.

El aumento del gas natural licuado o comprimido se debe a una mayor disponibilidad, una infraestructura en crecimiento y una buena economía de operación para los transportistas. Los aspectos de sostenibilidad también importantes evidentemente: hay una reducción de emisiones de CO2 de alrededor del 20-30%.

¿Cómo hacer que una estrategia de combustibles alternativos se convierta en un éxito?

Los motores a gas de la empresa sueca Scania se basan en la combustión estequiométrica, es decir, la combustión completa tanto del combustible como del oxígeno. La combustión se inicia utilizando bujías, como es el caso de los motores de gasolina, y la mezcla previa del combustible tiene lugar en el recorrido hacia los cilindros.

‘Un objetivo importante para nosotros en el trabajo de desarrollo ha sido garantizar la mejor capacidad de conducción posible, de modo que el rendimiento y las características correspondan a lo que se espera de un motor diesel moderno’, explica Folke Fritzson, ingeniero senior de Scania I+D que ha estado involucrado en el desarrollo de los motores de gas de Scania.

Los tractores de gas natural Scania Euro V1 ya operan en México. Cuatro camiones Scania R410 A6X2NA conforman esta primera ola de tecnología, seguridad y sostenibilidad. Dos de ellos ya se han entregado a una de las principales líneas de transporte de carga en Bajío, una región del centro-oeste de México.

Con todas sus iniciativas en los últimos años, Scania refuerza su compromiso y liderazgo hacia la transformación de un sistema de transporte sostenible.