Hace apenas unas horas anunciaba la empresa italiana de aguas San Pellegrino su nueva flota de camiones de transporte. La compañía ha adquirido camiones GNL de Scania, en concreto el modelo R410. Con esta medida, la empresa de agua mineral solo transportará sus próximas botellas en camiones más sostenibles, a gas natural.

Las implicaciones de esta decisión de San Pellegrino no solo se traducen en una mejora para el Medio Ambiente. Sin duda el impacto será notable, porque se prevé que en un solo año se conseguirá un ahorro de 500 toneladas de carbono.

Además, la reducción de ruido también es un factor positivo para optar por este cambio. Con los camiones GNL la empresa reducirá la contaminación acústica, no solo la emisión de gases tóxicos. Dado que la empresa realiza transportes durante la noche, el tema de reducir el ruido es también un aspecto importante que se mejora con esta decisión.

Otras empresas italianas también se están sumando a esta tendencia en el uso de gas natural licuado. Actualmente el país cuenta con 39 estaciones de GNL o gasineras, y pronto serán 25 más que están en curso.

El camión escogido por San Pellegrino para hacer el cambio de sistema de combustión es el Scania R410. Un modelo que cuenta con el motor Otto de 410CV, el lanzamiento estrella en 2018 del fabricante sueco de camiones. Scania es actualmente el líder en la industria de camiones, con una cuota de mercado del 16,73%. Sin duda, San Pellegrino ha elegido la mejor calidad para conseguir rendimiento y sostenibilidad a largo plazo.