Esta semana la empresa Repsol ha anunciado que instalará dos tanques de GNL o gas natural licuado en las ciudades de Bilbao y Santander, ambos con una capacidad de mil metros cúbicos. El objetivo de estos dos tanques, que se colocarán en la zona del puerto de ambas ciudades españolas, es abastecer a los buques de la compañía de transporte marítimo Brittany Ferries.

La directora de comercialización mayorista de GNL de Repsol, Laura Rejón Pérez, ha asegurado que la empresa “desarrollará un almacenamiento intermedio para garantizar el suministro”.

Repsol y Brittany Ferries han llegado a un acuerdo según el cual parte de la flota de la empresa británica marítima desde 2022 estará compuesta por barcos propulsados por GNL. El trayecto de estos buques será de España a Reino Unido y viceversa.

España en la actualidad cuenta con 6 plantas operativas de GNL distribuidas por su costa. A nivel mundial, según los datos de Gasnam (Asociación Ibérica del Gas Natural para la Movilidad), la flota de buques propulsados por GNL crecerá un 87 % hasta alcanzar los 254 en el año 2020.