Entre las gasineras en España más populares y extendidas por el territorio se encuentran las estaciones de GNL del Grupo HAM. Con el objetivo de impulsar la descarbonización del transporte, esta red de estaciones de gas natural licuado están destinadas a vehículos pesados que recorren largas distancias, consiguiendo un gasto y una contaminación menor que los producidos por aquellos vehículos que utilizan gasolina o diésel.

En total, el Grupo HAM cuenta con un total de veintidós estaciones de servicio de GNL abiertas las 24 horas todos los días del año porque están automatizadas. Dado que las estaciones de servicio del Grupo HAM no funcionan con bomba de trasvase, no es necesario el boil-off adicional que requiere mantener la bomba fría de forma continua. Se trata de estaciones de servicio que diseña y construye la propia empresa, y que ofrecen un sistema más autónomo, más efectividad y facilidad en el repostaje y menos riesgo de fallos.

Además la compañía cuenta con una tarjeta de fidelización para autónomos y empresas que ofrece ventajas de coste adicionales.