El gas natural está cogiendo fuerza, no solo porque se hace cada vez más necesario dar una respuesta al problema de exceso de emisiones. Además, porque se ha venido demostrando que otras soluciones como el vehículo eléctrico no son tan sostenibles como parecían. El gas natural es para muchos la solución más rentable y sostenible a largo plazo como combustible alternativo. En España se le está dando cada vez más peso, con la creación de gasineras y la adaptación de flotas terrestres y de mar.

En 2018 se matricularon en España un total de 5.745 vehículos a gas natural, lo que representó un incremento del 146% respecto al año anterior.

Los camiones representaron algo más del 10% de las ventas totales, en concreto 508 unidades propulsadas con GNL o gas natural licuado y 96 con GNC o gas natural comprimido.

gas natural en españa

El ritmo de crecimiento del gas natural no ha dejado de dispararse en su uso como combustible. Si hace diez años en España no rodaban ni tres mil vehículos con GNC o GNL, a finales de 2018 en cambio la cifra había ascendido hasta los 14.000 vehículos de este tipo.

El Plan MOVES recientemente aprobado por el Gobierno de España se espera que suponga un aumento aún mayor del gas natural y las gasineras en España. Las ayudas serán de 4 a 5 mil euros para vehículos de entre 3 toneladas y media y 12 toneladas. Se dará por la adquisición de unidades propulsadas por GLP/Gas Natural (GNC, GNL o bifuel). También habrá ayudas  de 6.000/7.000 euros para vehículos entre 12 y 18 toneladas y hasta de 15.000 euros para vehículos de tonelaje superior.