La empresa de transportes refrigerados por carretera a nivel nacional e internacional Delgo adquirió su primer camión de GNL o gas natural licuado hace ahora un año. Desde entonces, la apuesta del operador de transporte por la flota sostenible no ha hecho más que crecer. Actualmente la mitad de los 110 camiones de Delgo se mueven con gas natural licuado, perteneciendo a la compañía de camiones GNL Scania.

La empresa, con sede en la localidad valenciana de Quart de Poblet, opera desde 1994 en toda España y Europa. Si antes de la inversión la empresa transportista española ya se mostraba optimista, tras la experiencia la sorpresa es que ha superado sus expectativas.

“Los resultados que hemos tenido han sido mejores que los que teníamos en papel. Mejores niveles de consumo y menos emisiones, por supuesto”, destaca Félix González, su director general.

Si bien la diferencia más obvia para los conductores es el proceso de repostaje de combustible, el conductor Salvador Sultan Blasco dice que los nuevos camiones de GNL no han cambiado mucho su trabajo. A nivel práctico ha explicado a los medios lo siguiente: “mis primeras impresiones son buenas. Se siente un poco mejor porque el motor es muy suave”, explica. “No se escucha el ruido típico de un motor diésel, pero conducirlo es lo mismo”.

Los conductores de camiones de transporte de Delgo también se han beneficiado de la formación concreta que la empresa ha proporcionado para hacer el salto a este combustible ecológico basado en gas natural.

Los transportistas que se han formado para llevar los camiones de GNL han visto un impacto medible en el consumo de combustible.

“La flota de camiones de Barcelona comenzó a usar camiones de gas en julio pasado”, explica el gerente de flota, Rafa Gimeno Ros. “Y después de la formación, el consumo se redujo en dos kilogramos por cien kilómetros”.

Además de invertir en una flota renovada de GNL, Delgo también ha instalado durante el último año su propia estación de servicio de GNL en sus principales instalaciones de Valencia. Esta decisión estratégica se espera que a la larga permita ahorrar tiempo y dinero. La compañía también está aprovechando una red de estaciones de servicio de GNL en rápido crecimiento en España.