Un proyecto de experimentación de dos años de duración sobre el uso de camiones GNL y GNC ha arrojado datos interesantes sobre el uso de camiones GNL y GNC. Una vez más, en medio de tanta noticia sobre la Cimera del Cambio Climático, vemos la importancia de sustituir los combustibles por soluciones verdes como el gas natural.

Los datos recogidos en este estudio británico concluyen que el ahorro en emisiones de dióxido de carbono es signifativo si se emplea este tipo de vehículos en vez de diésel. Los resultados del informe demuestran que el cambio a 20 camiones de gas natural supuso un ahorro de 1400 toneladas de emisiones de CO2.

Estaríamos hablando de 3.150 árboles que salvan su vida gracias a estos veinte vehículos pesados. Un bosque de esas dimensiones sería equivalente al área de nada más y nada menos que 18 campos de fútbol. Esto es lo que se puede conseguir solo con 20 camiones. Por tanto, si se vuelve en costumbre y se generaliza entre las empresas de transporte, el impacto positivo para el medio ambiente sería extraordinario.

Este experimento se ha financiado por Office for Low Emission Vehicles e Innovate UK Low Emission Freight & Logistics Trial (LEFT), que lo ha realizado en asociación con Cenex, Air Liquide, Emissions Analytics, Microlise, Asda, Howard Tenens y Kuehne + Nagel.

Se trata del primer estudio del Reino Unido que valora el rendimiento de vehículos de gas natural OEM de fábrica Euro VI. Sus conclusiones no solo refuerzan las ventajas del gas natural respecto al diésel en cuanto a la sostenibilidad, sino que también refieren ventajas en cuanto a que este tipo de camiones hacen menos ruido, vibran menos, la comodidad de la conducción es mayor según los conductores, tienen más autonomía, es mejor el frenado del motor y el rendimiento ambiental de éste, etc.

Fuente principal y fotos: Cenex